Argentina 0 (5) – Colombia 0 (4): el placer de sufrir

festejo argentina ante colombia

 

Si no es sufrida, no sirve. La victoria no se le entrega fácilmente. A pesar de trabajarla de manera efectiva para conseguirla, el seleccionado argentino debió penar hasta el final para poder pegar el grito de desahogo. Esta vez le tocó ante una cabizbaja Colombia, un seleccionado que se encuentra muy lejos de aquel buen nivel demostrado durante la última edición de la Copa del Mundo.

Por Juan Pablo Cuello Morales

El partido fue un monólogo “Albiceleste” que encontró un único mojón recién a los 19 minutos del complemento, cuando Colombia pudo protagonizar su única aproximación de riesgo al arco defendido por “Chiquito” Romero. Pero tras los 90 minutos, salvadas providenciales de Ospina, despejes en la línea, palos y travesaños caracterizaron el trámite de un encuentro que fue desparejo por donde se lo mire.

Es cierto, Colombia llegaba desnaturalizada tras la lesión sufrida por el mediocampista Valencia. Quedaba claro que Pekerman no contaba dentro de su plantel con un jugador de las características del moreno, y eso lo leyó de manera eficiente el “Tata” Martino, quien a pesar de pararse con el clásico “4-3-3” que caracteriza a su ciclo, dispuso un “pressing” alto dentro del terreno de juego, cortando desde un mismo arranque el circuito de juego de un seleccionado “Cafetero” cuyas líneas de juego se encontraron fracturadas y desequilibradas.
En el primer tiempo, los argentinos contaron con diez chances netas de gol. Colombia no solo no había pateado al arco: sumó cuatro amonestados y promediando la etapa su entrenador ya había retirado del juego al desorientado Teófilo Gutiérrez (lo reemplazó por un aún peor Cardona). Esa referencia, quizás, sea la mejor que se pueda hacer sobre lo acontecido durante los primeros 45 minutos de juego.

Ya en el complemento, la falta de gol de la que adolece Argentina se tradujo en un episodio de nerviosismo que deparó en la expulsión del ayudante de campo de Martino, Jorge Pautasso, quien invitaba a pelear afuera del campo de juego a su colega colombiano, el también argentino Patricio Camps.

El rendimiento “Albiceleste” fue mermando, pero Colombia nunca supo cómo aprovechar el “quedo” que caracteriza al primer seleccionado en todos sus partidos. A pesar de ello, los recambios que llegaron desde el banco casi le otorgan el triunfo en dos oportunidades, con un remate de Banega que se estrella en el ángulo superior derecho del arco colombiano para perderse fuera del terreno, o sobre el final y tras una gran asistencia del mediocampista del Sevilla es Carlitos Tévez quien puntea el balón ante la salida del guardameta rival, siendo rechazada en la línea por Murillo.

Lo que se dice, “no había forma”. Así llegaron Argentina y Colombia a la definición por penales: con la angustia de querer y no poder y la certeza que tanta suerte podría volverse rápidamente en contra.

En la ráfaga, convirtieron James, Falcao, Cuadrado y Cardona (con sufrimiento) para Colombia. En tanto, Messi, Garay, Banega y Lavezzi hicieron lo propio para Argentina. Muriel pateó un horrendo penal hacia afuera, y Biglia tenía la chance de cerrar la serie, pero también desvió su remate. En el tiempo del uno por uno, Zúñiga pateó displicentemente y Romero tapó. Rojo quiso asegurarla y partió el travesaño. Era el turno de Murillo, quien pateó un penal pero de rugby, mandándola hacia la tribuna. Finalmente, Carlos Tévez, quien erró el penal de Cuartos de Final ante Uruguay en la última edición de la Copa jugada en la Argentina, con un remate que parecía acercarse peligrosamente al brazo izquierdo estirado de Ospina, sentenció el triunfo “Albiceleste” y su pase hacia las instancias semifinales.

penal tevez

De esta manera, se traza el final de un seleccionado colombiano que llegaba como una gran “amenaza” y que se retiró tras haber ganado un solo partido (Brasil), convirtiendo un pálido gol en cuatro partidos. Se notaron cortocircuitos entre jugadores y entrenador tras el empate en cero ante Perú (James había criticado el juego del colectivo y Pekerman lo retó, también había perdido la capitanía), y a estas horas y más allá de lo que se pueda ver desde afuera, se sabe que no son cómodos los minutos actuales del cuerpo técnico argentino, pues se ha notado una importante involución cualitativa en lo que respecta a lo hecho en el Mundial de Brasil.

Por su parte, el Seleccionado Argentino asegura su participación en los seis partidos de la competición, pero sabiendo que sigue muy en deuda con respecto a su producción ofensiva, más allá de la cantidad de situaciones que suele generar, sobre todo durante el desarrollo de los primeros tiempos. ¿Se podrá dar la “final soñada” por los chilenos ante los “Albicelestes”, como la gran mayor parte del público continental se animaba a aventurar?

Síntesis

ARGENTINA 0 (5): Romero (7); Zabaleta (7), Garay (5), Otamendi (5.50) y Rojo (5.50); Mascherano (7), Biglia (5) y Pastore (6); Messi (7), Agüero (6) y Di María (5.50).
Sustituciones: 27 ST Tévez (6) por Agüero; 31 ST Banega (6) por Pastore; 41 ST Lavezzi (X) por Di María.
Amonestados: 19 PT Agüero (por protestar); 33 PT Mascherano (por violenta infracción); 45 ST Messi (por violenta infracción).
No ingresaron: Guzmán y Marchesín (arqueros); De Michelis (defensor); Roncaglia y Casco (laterales); Pereyra y Lamela (volantes); Higuaín (delantero).
DT: Gerardo Daniel Martino (6 – Fiel a su estilo, interpretó que la clave del juego estaría en cortarle rápidamente el circuito de juego a Colombia y así lo hizo, aunque sigue sin encontrar la fórmula para que su equipo sea ofensivamente todo lo efectivo que debería).

COLOMBIA 0 (4): Ospina (8); Arias (3), Zapata (4), Murillo (3) y Zúñiga (3); Cuadrado (4), Mejía (3), Ibarbo (3) y Rodríguez (5); Gutiérrez (4) y Martínez (4).
Sustituciones: 23 PT Cardona (4) por Gutiérrez; 28 ST Falcao (5) por Martínez; 39 ST Muriel (3) por Ibarbo.
Amonestados: 11 PT Rodríguez (por protestar); 20 PT Mejía (por infracción violenta); 36 PT Arias (por infracción violenta); 40 PT Cuadrado (por infracción táctica); 40 ST Falcao (por infracción violenta).
No ingresaron: Vargas, Franco, Armero, Andrade, Valdés y Bonilla.
DT: José Néstor Pekerman (3 – Sabiendo de sus limitaciones y acerca de lo que Martino plantearía, paró un equipo sin contenedor de juego. Al darse cuenta, “quemó” a Gutiérrez, quitándole al único atacante creativo de este seleccionado en buen nivel, ingresando a un irrelevante Cardona. Colombia fue un auténtico desconcierto y protagonizó el que seguramente fue su peor partido en mucho tiempo).

DEFINICIÓN POR PENALES
Argentina: Messi (gol); Garay (gol); Banega (gol); Lavezzi (gol); Biglia (desviado); Rojo (travesaño); Tévez (gol).
Colombia: Rodríguez (gol); Falcao (gol); Cuadrado (gol); Muriel (desviado); Cardona (gol); Z+uñiga (atajado); Murillo (desviado).

JUEZ PRINCIPAL: Roberto García Orosco –México- (6 – Más allá de cierta “parsimonia” en ciertos tramos y del nerviosismo que caracteriza a los argentinos con los arbitrajes de esta Copa, el “Pito” dirigió en nivel aceptable, sancionando todo lo que observó, no siendo en lo mínimo influyente en lo que respecta al resultado).
PRIMER ASISTENTE: José Luis Camargo –México- (3 – Flojo desempeño en jugadas evidentes, como el fuera de juego de Jackson Martínez en el minuto 34 de la primera etapa o el tiro de esquina favorable a la Argentina en el minuto 12 del complemento).
SEGUNDO ASISTENTE: Marvin Torrentera –México- (7 – Activo para colaborar con el Juez Principal en aquellas acciones en las que el mismo se encontraba lejano, como la infracción de Arias sobre Agüero en el minuto 13 del primer tiempo).
CUARTO HOMBRE: Raúl Orosco (Bolivia).

SEDE: Estadio “Sausalito” (Viña del Mar).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *