[RUSIA 2018] PORTUGAL 1 – 1 IRÁN: ¿Hasta dónde irán?

Portugal e Irán empataron 1 a 1 por la última fecha del grupo B, con este resultado los lusos avanzaron hasta los octavos de final, donde enfrentarán a Uruguay este sábado a las 15 hs.

Por Mike Luca.

El partido tuvo un arranque en el que claramente se vieron ambas posturas o estilos de juego: por un lado, Portugal intentaba dominar el balón el mayor tiempo posible, moviendo la pelota hacia los costados y buscando encontrar el hueco en el muro blanco de Irán, que sostuvo su juego defensivo que casi le dio resultado frente a España.

Por el lado de los campeones de la Eurocopa 2016, completaron un total de 262 pases en el primer tiempo y este fue su mejor registro en un primer tiempo de un partido de Mundial desde el 1966. Esto nos hablaba del poderío desde la posesión pero sin claras situaciones de gol.

Lo cierto es que los lusos tuvieron que esperar hasta que finalizaba este primer tiempo, ya que a los 44´ tras una gran pared en el costado del área entre Adrien Silva y Quaresma, este último decidía ejecutar el balón con la técnica llamada “tres dedos” y de esta manera colocar la pelota en el ángulo superior derecho del arquero iraní, que nada podía hacer ante este tremendo disparo.

El “tres dedos” de Ricardo Quaresma visto desde arriba. Golazo para que Portugal abriera el marcador ante Irán. (Foto: @marcadegol).

 

El segundo tiempo arrancaba igual que el primero, los dos proponían lo mismo y no se veía un riesgo claro para ningún lado. Hasta que en el minuto 53´, luego de una jugada individual de Cristiano Ronaldo recibía un leve impacto dentro del área, que el portugués aprovecharía y de esta manera confundiría al árbitro, que a pesar de dejar seguir la jugada con normalidad, era advertido por el VAR de la situación. Tal fue así que luego de corroborarlo con la tecnología, el juez Cáceres decidía marcar el penal para Portugal. Un penal discutido por toda la defensa de Irán y que podía concretar el partido y darle a los lusos el primer puesto en el grupo, pero tras tomar carrera y disparar hasta la portería, el arquero iraní Beiranvand le adivinaba el lugar y contenía el balón luego de tirarse hacia su lado izquierdo. Teníamos partido en el Mordovia Arena.

Crisitano Ronaldo buscaba igualar en la tabla de goleadores a Harry Kane como el máximo anotador, pero Alireza Beiranvand le adivinó el remate. (Foto: elpais.com.co).

 

Tras el penal Portugal no tuvo grandes problemas y pudo enfriar el partido ante una, por lo menos desde la previa, débil Irán. Pero más allá de aguantar el resultado manteniendo la posesión del balón, lejos estaban de realizar un partido digno y parecía que el exceso de confianza le jugaba una mala pasada a la selección dirigida por Fernando Santos.

La frustración de su figura Ronaldo creció con el correr de los minutos, a pesar de intentar en otras ocasiones con más potencia que claridad y técnica, lejos estuvo de ser una buena actuación del capitán portugués, nos demostró que él también se puede equivocar, para bajar un poco la vara exitista que nos domina. Un partido en el que el crack portugués también tuvo una situación insólita, ya que tras una disputa del balón con el defensor Pouraliganji, le ejecutaba un manotazo en la cara. El iraní exageró de la manera que solo Ronaldo lo sabe, el árbitro consultó con el VAR y decidió amonestar al luso.

El encuentro parecía terminar de esa manera, con un resultado positivo para Portugal, ya que evitaba enfrentarse a las grandes potencias si es que seguía avanzando en esta Copa del Mundo. Pero el fútbol nos volvió a sorprender en esta ocasión, ya que en el minuto 92´ de juego el delantero Azmoun cabeceaba la pelota dentro del área impactando esta en la mano del lateral derecho Cédric Soares, el juez central volvió a consultar con la tecnología, para marcar el penal, un penal que puede ser más que importante de cara al futuro, ya que Irán empató el encuentro de esta manera; al mismo tiempo que España mediante Iago Aspas le empataba de taco el partido a Marruecos en los últimos minutos, para concretar el 2-2.

Karim Ansarifard le puso suspenso al partido cuando marcó el empate de penal. En la jugada siguiente, el equipo dirigido por el portugués Carlos Queiroz casi deja afuera al actual campeón europeo. (Foto: depor.com).

De esta manera, Portugal enfrentará este sábado a un Uruguay invicto, que aún no recibió goles en contra en esta competición, disputando uno de los platos fuertes de estos octavos de final. ¿Hasta dónde llegará Cristiano y compañía en Rusia 2018?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *