[RUSIA 2018] ¡URUGUAY NOMÁ!

Uruguay, con su estilo férreo y combativo, venció por 2 a 1 a la Portugal liderada por Cristiano Ronaldo, metiéndose en los cuartos de final de la Copa del Mundo, donde enfrentará a Francia.

Por Mike Luca

En un encuentro que en la previa prometía tener grandes emociones, demostró que cumplió con las expectativas establecidas. Ya que apenas al minuto 7 de partido, Edinson Cavani le ponía una pelota exquisita en el pecho a Luis Suárez, para que este la baje de manera formidable, espere la llegada del delantero del PSG al área y coloque el balón en la trayectoria del Matador, para que de una manera extraña (con la cara) golpee el balón hacia dentro del arco y grite el primer gol del partido.

Edinson Cavani, de manera poco ortodoxa, puso la cara para poner al frente a Uruguay ante Portugal, el campeón europeo, en el comienzo del partido. (Foto: elcomercio.pe).

 

Un tanto que no adormeció a los lusos, ya que tomaron las riendas del juego e intentaron dominar el control del balón buscando penetrar la dura defensa de los charrúas, ya que ese muro celeste conformado por Godín y Jose María Giménez parecía inquebrantable. Este intento de dominación portuguesa se vió reflejado a lo largo del encuentro, ya que terminaron obteniendo el 68% de la posesión del balón.

Portugal buscó mediante todas las vías posibles, moviendo la pelota de un lado para el otro aunque sin el pase final que pueda habilitar a su figura Cristiano Ronaldo y dejándolo sólo para enfrentar al arquero Muslera. La búsqueda intensa dio sus frutos recién al minuto 55, pero no necesariamente gracias a la posesión y a una jugada colectiva, ya que tras un centro de Raphael Guerreiro, el defensor central Pepe se elevaba por los aires y vencía esa defensa uruguaya por primera vez en la noche. Teníamos partido en el Estadio Olímpico de Sochi.

No alcanzó a cabecear Cristiano Ronaldo, pero si su ex-compañero de equipo en Real Madrid, Pepe, para poner el empate transitorio. (Foto: eldictamen.mx).

 

Promesa de partido que se encendió mucho más siete minutos después, ya que tras una gran falla defensiva del último campeón de Europa, justamente por una salida en falso del central Pepe, le quedaba la pelota al joven Bentancur para que este lo vea entrando a Cavani por izquierda y le ceda el balón, este por su parte volcó su cuerpo hacia la izqueirda y le dio con perfecta rosca para que el esférico se cuele por el sector izquierdo del arco defendido por Rui Patricio, quién no estuvo bien posicionado para detener el disparo. Este fue el único tiro al arco que tuvo Uruguay en el segundo tiempo, lo que nos habla de una clara efectividad a la hora de aprovechar las oportunidades.

 

El partido se terminó de esa manera, con una selección lusa que se veía que no iba a llegar lejos, ya que comenzó el Mundial con una dependencia excesiva de su capitán, quién bajó notablemente el rendimiento en los últimos dos partidos. A Cristiano Ronaldo se lo vio totalmente desaparecido frente a la selección rioplatense, sin poder vencer a la defensa titular del Atlético de Madrid. Se esperaba más del “Comandante” en este Mundial, y parece ser que se unirá al lamentable club de figuras históricas del fútbol que se retirarán sin poder conquistar la Copa del Mundo. Más allá de este nuevo fracaso para Ronaldo, todos los portugueses saben que él no les debe nada, ya que logró el tan ansiado Campeonato de Europa en el 2016, título que se le va a agradecer por el resto de su vida, entrando en la historia grande de su país más allá de todos sus títulos individuales y colectivos conquistados en el Real Madrid y Manchester United.

Por el lado de Uruguay es todo alegría y fervor, con un corazón y una garra tan característicos en su historia. Con una defensa sólida que apenas recibió un gol en los cuatro partidos disputados en esta competición, un mediocampo que generó las pausas justas y deja todo hasta el último momento; y con una delantera impresionante conformada por dos jugadores de elite mundial que no se achican frente a ninguna defensa. Pero lo más importante de esta selección fue el proceso, la creencia en ese proyecto futbolístico a pesar de cualquier resultado adverso, esa plena confianza depositada en el Maestro Tabárez desde hace 12 años, que sigue dándole sus frutos a la celeste. Ahora Uruguay tiene un partido complicado, en el que va a  enfrentar a Francia por los cuartos de final, el viernes a las 11 de la mañana, pero ¿qué uruguayo no se puede ilusionar?

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *