[RUSIA 2018] BÉLGICA 2-1 BRASIL: Tristeza não tem fim

La selección de Bélgica le ganó por 2 a 1 a Brasil. Los tantos del seleccionado llegaron gracias a Fernandinho, en contra, y a Kevin De Bruyne; mientras que para el pentacampeón, el descuento llegó por un cabezazo de Renato Augusto.

Por Mike Luca.

Todas las expectativas que podíamos tener de este partido se terminaron cumpliendo, la magnitud obligaba a llenarnos los ojos y a darnos un espectáculo que recordemos con el transcurso del tiempo. Y así fue, el juego arrancó con una gran intensidad y una metodología bien marcada por ambas selecciones.

Por el lado de Brasil, quería hacerse dueño del balón, moviéndolo de un lado hacía el otro para encontrar algún espacio disponible en un descuido inminente de ese muro rojo que fue conformado por verdaderos gigantes como Kompany y Alderweireld, sin contar a los laterales Meunier y Vertonghen, entre toda la saga defensiva de los Diablos Rojos nos da un promedio de 1,90 de estatura. Sin dudas algo trascendental para el transcurso del encuentro. Por el lado de Bélgica, esperaba agazapado en defensa aprovechando a sus jugadores veloces en ataque para aspirar a algún contraataque letal.

Las palabras nos empezaron a sobrar apenas en el minuto 13 de encuentro, ya que tras un córner por el sector izquierdo ejecutado por el volante belga Chadli, existió una gran confusión entre Gabriel Jesús y Fernandinho, para que este último gracias al desconcierto golpee el balón con su hombro y deje sin opciones al arquero Alisson, que esperaba sobre la línea del arco.

Fernandinho, en su afán de rechazar, convierte a favor de Bélgica con un cabezazo. De esta manera, los europeos se ponían en ventaja por 1-0 y lograrían, a la postre, su clasificación a semifinales del mundial. (Foto: tvmax-9.com).

Comenzaba a darse cada vez más lo que se planteaba en la previa y en los comienzos del “match”, Brasil sin perder la cabeza aunque con mucha imprecisión, no llegaban a concretar las jugadas de memoria como ellos nos acostumbraron en las eliminatorias sudamericanas, tristemente el “scratch” no nos pudo llenar los ojos con ese fútbol tan auténtico del brasilero nato.

El segundo tanto de los europeos llegó gracias a una clase excelsa del contraataque en el minuto 31: un córner a favor de Brasil que despejó Fellaini (1,94) en el primer palo, el balón llegó al imparable delantero Lukaku, que a pesar de estar de espaldas, se las ingenió para empezar una carrera de 30 metros con la pelota dominada, amagando con una finta espontánea a Fernandinho para dejarlo clavado en el medio del campo, y tocando en el momento justo el balón para la llegada afortunada de Kevin de Bruyne, que llegó por la derecha y tras dominar el esférico, lo golpeó apenas entrando al área con mucha potencia venciendo la valla de Alisson, el arquero no tuvo ninguna responsabilidad en ambos goles.

Ya partió el derechazo de Kevin de Bruyne que hará inútil la estirada de Allison. Bélgica se ponía 2 a 0 ante Brasil y sentía el privilegio de estar entre los cuatro mejores del mundial. (Foto: elnuevodiario.com.ni).

 

Para algunos aficionados de este deporte, parecía ser que se venía una debacle futbolística similar al tan recordado “Mineirazo” en el 2014, cuando la selección alemana (luego campeona del mundo), vencía por 7 a 1 al local, humillándolo y asombrando a todo el mundo. Al fin y al cabo, los colores ayer se respetaban, pero el transcurso del partido fue muy diferente.

Brasil no se venció en ningún momento, intentó mediante todas las vías posibles y las alternativas que intentó aprovechar a pesar de no tener disponible a su lateral derecho titular de hace 12 años, con el que encontró una variable trascendental en el esquema táctico, con un Marcelo que llegó con lo justo gracias a un pequeño daño que se hizo en el partido con Serbia, dejándolo afuera del cruce por los octavos frente a México. El pentacampeón intentó a pesar de no tener a su volante central tapón tan sobresaliente como Casemiro, que se perdió el encuentro por haber llegado a dos tarjetas amarillas frente al tri. Y por último, un Brasil que nunca se rindió a pesar de tener a su máxima figura, Neymar Jr, con una lesión que lo privó de prepararse de la mejor manera para esta cita mundialista y lo obligó a llegar con lo justo a esta competencia.

En fin, los dirigidos por Tite no llegaron de la mejor manera y no lograron iluminarnos los ojos como así lo hicieron en las eliminatorias, cuando vencieron en el Estadio Centenario por 4-1 a Uruguay o cuando vencieron a la selección Argentina con un contundente 3-0 de local, brillando e ilusionando a toda la torcida brasileña.

A pesar de todo este viento en contra, la verdeamarelha pudo descontar de la vía menos esperada: de cabeza. Philippe Coutinho dominaba el balón en tres cuartos de cancha ofensivamente y le colocaba la pelota en la cabeza al recién ingresado Renato Augusto, para que este apenas le de dirección y logre vencer de una vez por todas a ese muro belga.

Renato Augusto logra conectar el gran centro de Philippe Coutinho, para marcar el descuento del equipo de Tite a poco del final, que no sería suficiente para dar vuelta la historia. Los Diablos Rojos serán semifinalistas y se verán las caras ante Francia. (Foto: deportes.televisa.com).

A pesar de este descuento tan esperado, Brasil no logró avanzar. Pero la diferencia de esta selección con otras fue que murió con sus ideas, murió terminando como primero en las eliminatorias sudamericanas ganándole a quien tenga en frente, murió con una ideología de juego ya trabajada, murió terminando como puntero en su grupo del Mundial (aunque accesible) cómodamente, murió ganándole de una manera contundente a un duro escollo como México y mereciendo más frente a la todopoderosa Bélgica, ya que logró efectuar 27 disparos y dominar la posesión del balón, pero como todos sabemos en este magnífico deporte, los partidos no siempre los ganan los que lo merecen. En fin, Brasil murió de pie, con dignidad y sin pasar papelones.

Bélgica avanzó hacia las semifinales de Rusia 2018, donde enfrentará a Francia este martes a las 15 hs, en el Estadio de San Petersburgo.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *