[RUSIA 2018] FRANCIA 1-0 BÉLGICA: ¡Allez les bleus!

Por la primera semifinal del Mundial, la selección dirigida por Didier Deschamps venció por la mínima diferencia a los belgas, con gol de Samuel Umtiti. De esta manera, los galos disputarán este domingo a las 12 del mediodía la final de la Copa del Mundo.

Por Mike Luca

Un encuentro que prometía tensión y un fútbol frenético con gran intensidad, dos equipos que llegaban a este cruce semifinalista de manera invicta y con dos estilos de juego bastante similares: presión alta a los laterales, disputa del mediocampo e intento de recuperación para inmediatamente sacar un pase en largo con la intención de iniciar contraataques rápidos. Dos selecciones que no se desvivían por lograr tener el mayor tiempo posible la posesión del balón, situación que se vio reflejada en esta contienda, ya que parecía que ambos querían cederse la pelota y ambos esperaban agazapados el error del rival.

La posesión de la pelota finalmente perteneció en su mayoría a Bélgica, que logró el 64%. Y se volvió a dar esta situación que la habíamos visto en reiteradas oportunidades durante este certamen, el que obtiene la posesión en la mayoría de los casos no obtiene la victoria. Esto se debe en gran parte a que varios entrenadores intentan imitar el estilo de juego que tanto nos emocionó a todos los futboleros empleado por el magnífico Barcelona de Pep Guardiola. Los directores técnicos caen en un error común, ya que buscan un juego similar pero se olvidan que quizás los jugadores con los que cuentan no son los ideales para eso.

A pesar de no dominar la posesión del balón, Francia fue más intenso y logró efectuar más disparos, con 19 en total contra los 9 de Bélgica.

Más allá de la gran cantidad de tiros que lograron “les blues”, el gol volvió a llegar gracias a un córner, sí, gracias a la bendita pelota parada que algunos técnicos tanto menospreciaron. En el minuto 51 de partido Francia salió muy cómodo y con exactitud desde abajo, para que después de cinco toques y entrar al área rival, el disparo de Giroud era desviado por la defensa belga y se iba al córner. Parecía una quimera, algo imposible hacerle un gol de pelota parada a “los diablos rojos”, debido a que su altura promedio fue una de las más altas del Mundial. Pero así fue, en ese fatídico minuto para los dirigidos por Roberto Martinez, la figura de Antoine Griezmann mandaba un centro preciso desde el sector derecho al primer palo, Samuel Umtiti anticipaba a Fellaini y vencía con un potente cabezazo la portería defendida por Courtois. Francia se ponía adelante en el marcador y empezaba a jugar su partido favorito: todos replegados atrás, aguantar los embates belgas y salir de contra para concretar el match.

Samuel Umtiti se anticipó al rechazo de Fellaini y marcó el gol con el que Francia disputará su tercera final de la historia, todas en los últimos 20 años. (Foto: voanoticias.com).

 

El partido desde ahí no tuvo grandes emociones: alguna pincelada de Mbappé, esa joven promesa (o ya no tan promesa) de 19 años que enloqueció a toda la defensa de la selección Argentina; que en esta ocasión generó disgusto en los adversarios de turno. Un Olivier Giroud que sigue sin poder obtener su tan ansiado gol y darle tranquilidad a su técnico Deschamps por haber depositado su confianza en él y haberlo colocado como el 9 titular. Alguna atajada impactante de Thibaut Courtois que impedía liquidar el encuentro. Pero sin grandes sobresaltos, Francia se metió en la final del Mundial.

Un equipo que dentro de los 23 jugadores seleccionados, al mismo tiempo representan a 17 selecciones diferentes, ya que tiene una gran cantidad de futbolistas nacionalizados, la mayor parte de ellos provenientes de selecciones africanas. Pero está de más aclarar las razones de sus decisiones. Un conjunto que para algunos no brilla desde lo colectivo, pero con sus transiciones rápidas de defensa-ataque y la pelota parada le alcanza para lastimar a cualquier rival. Un grupo que llegó callado a Rusia y siendo hasta el 5 favorito según varias apuestas, por detrás de otras selecciones que no se metieron ni entre los mejores 8. Una selección que vuelve a una final mundialista luego de 12 años y quiere quedar en la historia, consiguiendo su segunda Copa del Mundo.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *