[BRASIL 2019] Uruguay 2-2 Japón: El mejor partido de la Copa

Por la segunda fecha del grupo C, se enfrentaban Uruguay y Japón en el Arena do Gremio. El partido finalizó en un gran empate por 2 a 2, los tantos del “charrúa” llegaron gracias a Luis Suárez y José María Giménez, mientras que los de Japón fueron ambos convertidos por Koji Miyoshi. 

Por: Mike Luca (@MikeLuca7) 

El conjunto del sol naciente venía golpeado tras una dura derrota por 0-4 ante el bicampeón de la Copa América. Por el lado de los orientales, habían conseguido la victoria por la mismo resultado ante Ecuador, con un gran rendimiento colectivo de todos sus jugadores. 

El encuentro arrancó como terminó el primer tiempo: de una gran manera frenética y movida. Ambas selecciones mantenían el mismo esquema, ya que utilizaron un 4-4-2 bien marcado. En Uruguay sabemos que es algo conocido, ya que con dos delanteros de la talla de Suárez y Cavani es muy dificil no utilizar ese esquema táctico. 

La posesión del balón estuvo muy repartida, aunque parecía verse a un conjunto dirigido por “el maestro” Tabárez más preciso en los pases y en las transiciones. Por el lado de Japón, buscaba concretar contra-ataques veloces, ya que tenía buenos volantes ofensivos como Nakajima y Miyoshi.

El último mencionado fue el encargado de romper la igualdad, ya que a los 25′ partió un pase largo hacia el sector derecho, el jugador del Yokohama Marinos condujo durante treinta metros con la pelota en los pies, amagó hacia un costado dentro del área a Diego Laxalt (quién se lesionó al marcarlo) y casi sin ángulo definió de enorme manera al primer palo de Muslera. Gran gol de Miyoshi y preocupación en Uruguay, que se quedaba sin su lateral izquierdo del Milan, ya que tuvo que ser reemplazado para que ingrese Giovanni González Apud. 

Un golpe duro para “los charrúas”, que parecían muy lastimados tras el tanto y entraron en un momento de gran desconcierto. Una turbulencia que duró muy poco, ya que a los 32′ llegó otra polémica de este certamen continental: quedó el esférico picando en el área, Luis Suárez la dejó pasar y la pelota le quedó a Edinson Cavani, quién al momento de rematar recibió un contacto del defensor Naomichi Ueda, éste fue de manera temeraria a bloquear su disparo, con una plancha innecesaria. El árbitro fue solicitado por la tecnología, y otra vez fue determinante para lo que continuó, ya que el colombiano Andrés Rojas decidió cobrar el tiro desde los doce pasos. 




El encargado de ejecutar el penal fue el infalible jugador del Barcelona, Luis Suárez. Tomó una gran carrera y abrió el pie de manera excelsa, engañando al guardameta experimentado Inji Kawashima, que se tiraba hacia su lado derecho. Grito de desahogo para Uruguay, que volvía a ponerse en partido y se ilusionaba con una nueva victoria.

 

El primer tiempo finalizó con la misma intensidad con la que empezó. Los equipos se iban a los vestuarios para descansar y planear nuevas alternativas para romper las vallas rivales. Más allá de que el empate perjudicaba más a Japón que a Uruguay, ambos buscaban los tres puntos.

El complemento comenzó de manera pausada, ambas escuadras midiéndose y observándose con cierta cautela, para no desesperarse con conseguir un nuevo grito sagrado.

El afortunado en obtener el primer tanto fue el equipo asiático, ya que a los 59′ la dominó por la izquierda el diez Nakajima, la abrió para la gran subida del lateral Sugioka, éste al ingresar al área mandó un centro, la pelota no pudo ser contenida por el gran arquero Fernando Muslera, para dejarle el balón servido al autor del primer tanto, Koji Miyoshi, quién remató y rompió nuevamente las redes rivales.

 

A pesar del tanto de Japón, los uruguayos fueron a buscarlo con puro coraje, garra y corazón, que tanto nos tienen acostumbrados históricamente. Porque si hay algo que nunca le falta a Uruguay, es una entrega constante en las adversidades. Mueren, puede ser, pero siempre de pie. Con esta doctrina característica consiguieron el empate, ya que a los 66′ Nicolás Lodeiro envió un enorme centro desde el córner izquierdo, para que el gran defensor José María Giménez anticipe a su marca y ponga la testa, y con un gran cabezazo cruzado coloque en tablas el “match” momentáneamente.

A partir de ahí el partido se volvió muy disputado en la mitad de la cancha, con una tensión absoluta. Este resultado nos perjudicaba ampliamente, aunque era preferible antes que una victoria de “los nipones”. Se hacia imposible no estar con la calculadora mental, pensando qué nos convendría para conseguir la tan anhelada clasificación. Lo cierto es que, párrafo aparte, hasta somos menos que Japón. 

Emocionante la entrega, la lucha, las ganas que pusieron ambos equipos en este partido, que sin lugar a dudas es el mejor de los que se dieron en este certamen continental. Un despliegue majestuoso de las dos selecciones, que combatieron ejemplarmente hasta el último minuto de juego. Realmente para destacar la labor de estas dos selecciones.

El encuentro finalizó de esa manera, con dos equipos que no quedaron tan lastimados para la última fecha, aunque sin lugar a dudas el más beneficiado fue el equipo de Oscar Washington Tabárez, que llegó a las cuatro unidades, contra el único punto que obtuvo el elenco del sol naciente hasta ahora en este grupo C. Todo se verá en la última fecha, dónde el próximo lunes Uruguay enfrentará a partir de las 20 hs a Chile, y Japón hará lo propio ante Ecuador, el mismo día y horario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *