[BRASIL 2019] Brasil 5-0 Perú: Samba do São Paulo

Por: Mike Luca (@MikeLuca7)

En el Arena Corinthians se enfrentaron Brasil y Perú, por la última fecha del Grupo C de la Copa América 2019. El dueño de casa se floreó al ganar, gustar y golear con un contundente 5-0. Los tantos del encuentro fueron convertidos por Casemiro, Roberto Firmino, Éverton, Dani Alves y Willian.

El partido arrancó muy movido, ambos equipos intentaron plasmar sus ideologías futbolísticas dentro del campo. Por el lado de Brasil, el dominio del balón y la rapidez desde las transiciones defensa-ataque. Mientras que Perú intentaba agazaparse en defensa para buscar algún pelotazo hacia Paolo Guerrero, para que este la baje y arme algo de juego en la faceta ofensiva.

A los 11′ llegó la primera alegría de la tarde brasileña: Philippe Coutinho envió un gran centro desde el córner por el sector izquierdo, Thiago Silva la cabeceó en el primer palo y se la dejó servida a Casemiro (quién había sido recientemente amonestado y se perdería el partido por los cuartos de final) para que éste la envíe a las redes, aunque con una serie de rebotes de por medio.

El “scratch” pasó de la preocupación predominante debido a la amarilla sonsa al mediocampista central y a unas molestias físicas de Arthur, a la pacifica situación de verse en ventaja desde el resultado, y también desde el juego. Aprovechando sin dudas el shock entendible en los peruanos.

A los 18′ se produjo el segundo golpe casi fulminante para los dirigidos por Ricardo Gareca: Pedro Gallese estaba por sacar con los pies, el encargado de ir a presionarlo efectivamente fue Roberto Firmino, haciendo que la pelota rebote en el palo y le quede nuevamente al delantero campeón de la Champions League con el Liverpool, para que eluda de manera veloz hacia el medio al arquero y defina haciendo un “no-look” propio de grandes jugadores como Ronaldinho Gaucho. 

Locura y baile total en San Pablo: Brasil ganando y gustando. Con un Arthur más que activo controlando absolutamente todo desde el medio, Casemiro manejando las pausas del equipo, los laterales Dani Alves y Filipe Luis subiendo como locomotoras por los extremos, y con tres movedizos desquiciados como Everton, Coutinho y Firmino que nos regalaban una magia absoluta en la ofensiva. 

El tercer gol de Brasil llegó a los 32′ para confirmar el absoluto poderío y dominación plasmado desde el juego. Everton la dominó por la izquierda, enganchó hacia el medio como a él tanto le gusta y sacó un tremendo derechazo hacia el sector inferior derecho del arquero Gallese, quién no tuvo nada para hacer más allá de ser al primer palo. Ahora los de Tite podían decir que completaban la triple G.



La primera etapa finalizó como transcurrió: con una superación absoluta de Brasil ante Perú, que en los segundos 45′ aunque sea intentaría mejorar su diferencia de gol, teniendo en cuenta la ventaja parcial de Venezuela por 1-0 sobre Bolivia, con el agregado de estar pendientes al partido de Argentina frente a Catar y el de Japón ante Ecuador.

En el segundo tiempo se mantuvo la misma tendencia, “el pentacampeón” dominando el encuentro de manera completa, y con un cuarto gol que estaba al caer. Y que llegó a los 52′, con una enorme subida del histórico lateral Dani Alves, quién generó una pared con Arthur y luego con Roberto Firmino, para irse solo ante el arquero y definir notablemente hacia el fondo de las redes. Fantástico lo de Brasil, majestuoso, glorioso.

El dueño de casa era un violín, manejando una melodía exquisita y con partituras conocidas para nosotros, los que alguna vez buscamos para deleitarnos con el fútbol del campeón del mundo del 2002. A Perú le tocó bailar con la más fea, lisa y llanamente. Los dirigidos por Tite comenzaron a perdonar de alguna manera a su rival, bajando el pie del acelerador y con ello la intensidad. Dedicándose a tocar en la mitad de la cancha y muy de vez en cuándo intentando algún ataque. El resultado le aseguraba el primer puesto en su grupo, mientras que a “la blanquirroja” la complicaba, ya que pasaba a depender de otros partidos.

El quinto se produjo a los 89′, cuando tras un tiro de esquina jugado en corto, el recientemente ingresado al campo Willian la condujo de afuera hacia el medio y sin tocar el área sacó un gran remate al ángulo superior izquierdo del pobre de Pedro Gallese. Fantástico gol, para terminar con la mano de tantos.

En el final el árbitro Fernando Rapallini pitó un penal para los locales, el encargado de ejecutar el disparo fue el que no había convertido ningún tanto, Gabriel Jesús, quién se iría zapatero de la noche paulista, ya que su remate fue a media altura hacia la derecha de Pedro Gallese, y éste de una vez por todas logró despejar la pelota hacia un costado.

5-0 fulminante, demoledor, voraz y letal. Un seleccionado brasileño que se desquitaba de alguna manera de ese polémico partido del Grupo B de la Copa América 2016 disputada en Estados Unidos, en el cuál Perú venció por 1 a 0 a “la verdeamarela”, con un más que polémico tanto con la mano de Ruidíaz. Decretando así, la eliminación del cinco veces campeón del mundo. Llegó la venganza y el desquite, que sirvieron también para empezar a consolidarse como un verdadero equipo, y para decir presente definitivamente como puntero del grupo, en los próximos cuartos de final de esta Copa América. Esperemos que este abultado resultado, le sirva a los aficionados brasileños para tolerar más a su plantel y no abuchearlo ante cualquier resultado “desfavorable”. Brasil es un gigante que se acaba de despertar, con un técnico eficiente e inteligente y con grandes jugadores experimentados en la faceta defensiva, y con jovenes promesas aunque letales en el ataque. ¿La curiosidad? En la próxima etapa se podrían enfrentar ante la Argentina. Veremos que sucede, por el momento, sigamos disfrutando de su “joga bonito” y de esta samba, que tanto enamoró al mundo entero.



Por el lado del equipo de Gareca se complicó terriblemente, ya que ahora depende de otros resultados para que ninguno termine con su misma cantidad de puntos, ya que de ser así, quedaría automáticamente afuera del certamen por diferencia de gol. Esperará una especie de milagro del próximo lunes, cuando Japón enfrente al ya eliminado Ecuador. 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *