Café de madrugada

Por Ignacio Zabalza (@IgnaZabalza)

Colombia le ganó hoy 3 a 0 a Grecia por la primera fecha de la Copa del Mundo de Brasil 2014. Pablo Armero, a los cinco minutos del primer tiempo, Teófilo Gutiérrez y James Rodríguez, a los 12 y a los 48 de la segunda mitad respectivamente, anotaron los tantos del equipo de José Pekerman que por ahora es líder del grupo C.

De 16 años era la amarga racha que tenían los Cafeteros sin poder sonreír en un Mundial. Hoy, ese maleficio se rompió y luego de aquel último triunfo ante Túnez en Francia 1998, Colombia ganó en una Copa del Mundo. Por momentos esperó y por otros desplegó un gran fútbol. Merecido triunfo.

 

El arranque del encuentro en el mediodía de Belo Horizonte vio a un equipo sudamericano superior. A tan solo cinco minutos de haber comenzado el cotejo, el volante Juan Cuadrado capturó un cambio de lado por la derecha, se frenó, enganchó y tiró el centro al área, allí el balón fue en destino de James Rodríguez (que de forma inteligente) la dejó pasar para darle lugar a Pablo Armero que con un derechazo la puso contra el palo y despertó el tempranero grito amarillo.

festejo 1 de gol de colombia

 

El tanto no modificó el trámite del partido. Colombia le cedió terreno y balón a Grecia que toqueteó hasta tres cuartos de cancha pero que luego no supo cómo encontrar profundidad y siempre se quedó sin ideas.

“El equipo de José”, por su lado, supo herir el sector izquierdo de la defensa rival y de la mano de Cuadrado, Rodríguez y Zuñiga creó un hueco difícil de contener para los europeos. A parte, con la diferencia a su favor se resguardó cerca de su arquero David Ospina y formó una línea de cinco para cortar y salir rápidamente de contra por los costados. Si habría que definir el primer tiempo de los colombianos con una palabra sería solidario: todos corrieron, bajaron para marcar y se complotaron para crear buen fútbol.

Los griegos no encontraron profundidad, Georgios Samaras (su mayor valor) estaba perdido, lejos del área y sin ser la manija que su equipo necesitaba. Igualmente Grecia tuvo dos chances para empatar: Vasileios Torosidis cabeceó muy cerca del palo izquierdo a los 27 y Panagiotis Kone se encontró un rebote en la medialuna y la intentó colocar con calidad al ángulo pero Ospina se hizo gigante y con un “salto gatuno” la envió al córner.

Para la segunda etapa iba a volver a aparecer un factor clave para Colombia: madrugar. A los 12 minutos, James la acarició desde el córner, Abel Aguilar la punteó en el primer palo y Teófilo Gutiérrez la desvió de aire para poner el 2 a 0. Otra vez el “café” aparecía temprano para darle un sabor amargo a los griegos y comenzar a liquidar el pleito.

El resto de los minutos fueron para completar, el equipo de Pekerman ya había plantado bandera en la victoria y el de Fernando Costa Santos no encontró nunca la vuelta para revertir la derrota. La prueba más fehaciente de que hoy no era su día fue a los 17 minutos, cuando llegó un centro al área hacia Theofanis Gekas que solo, con una pelota de aire, con Ospina vencido y a arco vacío, impactó su remate en el travesaño; hoy no iba a entrar.

Para Colombia los minutos sirvieron para relajarse, tocar y hasta despertar un “ole..” de las tribunas repletas. A sabiendas de que la copa es dura y muy decisiva el técnico cuidó sus piezas y despertó las ovaciones en el Mineirao; primero con la salida de Aguilar, luego con la de Armero y sobre todo con la de “Teo” Gutiérrez.

Para darle un broche de oro al triunfo a los 47 Cuadrado se lanzó en ataque, chocó y ensució la jugada, pero luego con mucha claridad la pisó suavemente hacia atrás para habilitar a Rodríguez que la acomodó de zurda junto al palo para decretar el 3 a 0 final. El “10” fue el máximo baluarte de su equipo. Rápido, preciso, con visión y muy encarador.

festejo 2 de gol de colombia

Así ganó Colombia, que si bien pasó sacudones en varios tramos, superó bien a Grecia y promete dar pelea. Hoy el orden y el sacrificio predominaron. Desde la firmeza de Ospina, pasando por la autoridad de Yepes, con el equilibrio de Aguilar, las corridas de Cuadrado, la habilidad de James y el olfato de Teo. El equipo de Pekerman quiere ser sorpresa y va por el buen camino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *