Messidependencia

Por Juan Pablo Cuello Morales (Kwell)

Argentina logra su tercer triunfo consecutivo en el Mundial Brasil 2014. Esta vez la víctima fue Nigeria, y nuevamente por mínima diferencia: 3-2.

Con un Lionel Messi endiablado (llega a 4 tantos y se convierte junto al francés Benzemá y a los holandeses Van Persie y Robben en uno de los goleadores de la Copa del Mundo), los dirigidos por Sabella jugaron esta vez un “4-3-3” más férreo, con un Di María que arrancaba por el sector izquierdo un tanto más retrasado, pero que aportó -y mucho- en ofensiva.

Los dos primeros goles llegaron tempranamente. Tras una profunda pelota en diagonal de Mascherano para Di María, el “Fideo” remataría al primer palo de un Enteama al cual la pelota lo sobra, pega en el palo y con el efecto en vez de rebotarle en su espalda para entrar al arco pica y se eleva, apareciendo como una tromba un irascible Messi, que define rompiendo la red.

Argentina_primer gol ante nigeriaPero a los dos minutos, un terrible retroceso defensivo argentino (Fernández, siempre a destiempo, Zabaleta regalando 20 metros de terreno de juego a sus espaldas) le posibilita a Musa clavar el transitorio empate.

primer gol de musa argentina nigeriaEl partido sería, igualmente, intenso. Di María seguiría practicando incursiones, logrando buenas asociaciones con Messi, quien avisó lo que haría sobre la finalización de la primera etapa con un soberbio tiro libre que despejó Enteama al córner. Un par de minutos después llegaría la revancha: el arquero nigeriano no arma tan bien la barrera y con el guante zurdo la “Pulga” la acaricia para introducirla por encima de la barrera, a media altura, sobre el segundo palo del golero africano.

segundo gol de messi ante nigeriaA todo esto, podemos sumarle las apariciones de Marco Rojo en el área rival con un cabezazo desviado en el minuto 31, y los difíciles remates de Di María que fueron transformando en figura al arquero rival. Agüero saldría lesionado en el minuto 38, siendo reemplazado por un más movedizo Lavezzi, que pide a gritos la titularidad por el muy bajo “Kun”.

En el complemento, Nigeria pega de arranque con un ataque nuevamente mal resuelto entre la irresoluta pareja de centrales argentinos. Es que Garay sale muy a destiempo, y Musa trasciende una vez más por sobre Federico Fernández, quien no recibe a tiempo el relevo de Marcos Rojo, definiendo bien sobre un Romero que no tuvo incidencias sobre las definiciones.

segundo gol de nigeria ante argentinaPor suerte, y tras un buen lanzamiento desde la esquina de Lavezzi, tres minutos después Marcos Rojo conectaría con su ¡rodilla! y no con su cabeza el mismo y decretaría el definitivo 3-2.

gol de rojo ante nigeriaHasta allí se observó el mejor partido del seleccionado en lo que va de la justa (y eso que debemos conformarnos con todo lo que puede hacer Messi), pero a Sabella se le ocurrió preservar a su mejor elemento y dispuso su reemplazo en el minuto 17 del complemento por el extremadamente individualista Ricardo Alvarez. ¿Resultado? La Argentina volvió a transformarse en un seleccionado largo, desbalanceado en el medio campo, observándose nuevamente esa fractura entre última línea y atacantes. El partido entró en un insufrible “barullo” en el que Nigeria no pudo llegar a una nueva paridad por incapacidad propia más que por las oportunidades que la errática defensa y merced a la lentitud e imprecisión de un Mascherano que no está para soportar más que 65 minutos de fútbol.

Salvo la de Agüero (puesto por puesto), las sustituciones fueron erráticas (al menos, Biglia tuvo que haber entrado por Mascherano mucho antes, y Alvarez por Higuaín, que volvió a demostrar un coro de torpezas futbolísticas y tácticas).

Por tanto, unos y otros clasifican a la siguiente fase. Nigeria se medirá con Francia (un partido que no será tan fácil como muchos piensan para los dirigidos por Didier Deschamps), y Argentina espera por su rival, Ecuador o Suiza, ambas selecciones del mismo nivel que ha venido enfrentando a lo largo de esta frase de grupos recientemente finalizada.

Junto con Holanda y Colombia, se transforma en un seleccionado con puntaje ideal, pero en cuanto a lo futbolístico -y sobre todo en lo físico-, el conjunto dirigido por Sabella sigue en deuda y con una absoluta Messidependencia a la hora de poder concretar situaciones de gol.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *