Le faltó picante

Por Gabriel Ruiz (@Gabo_xnz)

México ganaba 1 – 0 con gol de Giovani Dos Santos desde los 2’ del segundo tiempo, pero Holanda, agónicamente, con goles de Wesley Sneijder a los 42’ y Klass – Jan Huntelaar, de penal, a los 49’, se lo dio vuelta en el estadio Castelao de Fortaleza. El Tricolor, que estuvo a un paso de acceder a los cuartos de final luego de 28 años como en 1986, sufrió su sexta caída consecutiva en octavos de final en Mundiales. En tanto, los “naranjas” clasificaron y esperan por el ganador de Costa Rica – Grecia.

Arjen Robben como toda Holanda lo tenían claro desde la previa: “Tenemos la sensación que esto se puede terminara acá si nos descuidamos. Será una batalla táctica y estratégica”.
Se enfrentaban la mejor dupla de ataque del torneo versus el arquero de mayor nivel en lo que iba de la Copa. Sin embargo, resumirlo tan sólo a ellos sería un error. Tanto Louis Van Gaal como Miguel Herrera dispusieron un encuentro casi ajedrecístico.

El comienzo del partido en la calurosa Fortaleza mostró a ambos equipos en lo que mejor hacen. Holanda buscó tener una prolija posesión de pelota y México presionar en mitad de cancha, buscando veloces ataques. Miguel Layun, por izquierda, llevó las primeras aproximaciones al arco de un Jasper Cillessen, bastante dubitativo, con 2 remates desviados. En la otra área, el fondo mexicano controlaba bien a Robben y a Robin Van Persie.

Rápidamente, a los 8’, Van Gaal debió mover piezas en el once titular por lesión. Nigel De Jong era remplazado por Bruno Martins Indi, que ocupó el lateral izquierdo, mientras Daley Blind dejó ese lugar para ubicarse como volante central. Las cosas empeoraban porque Oribe Peralta exigía al fondo europeo, ya que no daba una pelota por perdida; y en ofensiva, Sneijder no lograba ser eje importante.

México se adelantaba de a poco. A los 17’, Héctor Herrera dentro del área desvió un remate y a los 19, todas las quejas tricolores cayeron sobre el portugués Pedro Proenca al reclamarle jugada peligrosa de los 2 centrales naranjas que levantaron la pierna a la altura de la cabeza de Oribe Peralta, en la zona de penal. Luego, Carlos Salcido probó al inseguro Cillesen con un remate desde lejos. Holanda que no le encontraba la vuelta en ofensiva, buscaba lanzamientos largos para sus delanteros a la espalda del fondo azteca. Van Persie tuvo la mejor chance pero remató alto por arriba del arco de Guillermo Ochoa. Para ese entonces, a pesar de la interrupción para hidratarse, el calor era un rival más para ambos conjuntos porque el juego bajó en su intensidad y aumentó en imprecisiones.

Sin embargo, antes del pitazo, se dio una chance en cada área. Primero, a los 41’, Dos Santos remató bajo y cruzado pero Cillessen le ahogó la oportunidad con su pierna derecha. Y luego llegó la primera polémica importante. A los 46’, entre Rafael Márquez y Héctor Moreno bajaron dentro del área a Robben, que se iba directo a Ochoa luego de interceptar un mal pase atrás de Francisco Rodríguez al capitán azteca. Penal no cobrado por Proenca y lesión del defensor del Espanyol de Barcelona en la falta al delantero de Bayern Múnich.

Diego Reyes sustituyó a Moreno desde el inicio del segundo tiempo. Apenas 2’ iban cuando Dos Santos puso en ventaja a los aztecas. El atacante bajó la pelota con el pecho y peleó con los defensores hasta que sacó un remate desde lejos al primer palo de Cillesen.

remate de gol de de gio para ventaja parcial de mexico

El 1 a 0 aturdió a Holanda que comenzó a adelantarse. México superado cedió terreno para replegarse junto a Ochoa que con el correr de los minutos se hizo más importante. A los 11’, a puro instinto y reflejos le sacó un remate a Stefan De Vrij tras córner desde la derecha y luego le ganó un mano a mano a Robben, al taparle con todo el cuerpo, cuando el delantero había encarado en velocidad y superado a Márquez.

Para ese entonces, Memphis Depay por izquierda, que había ingresado por Paul Verhaegh, y Dirk Kuyt, por derecha, desnivelaban sin lograr ser certeros. A los conducidos por el Piojo Herrera el arco contrario se les hacía cada vez más lejano. Salcido, a los 78’, tuvo otra chance cuando se adelantó y remató desviado por arriba.

El dramatismo ya era parte del partido. Holanda avanzaba y México se replegaba. Era matar o morir. Hasta que la insistencia tulipán venció al inexpugnable Ochoa a falta de 3’ para finalizar. Sneijder escapó a su marca, entró a la carrera y clavó un bombazo que dejó parado al arquero mexicano, luego que Huntelaar (ingresado por Van Persie) bajara un centro desde el córner de Robben. Delirio naranja para el 1 a 1 que hacía imaginar un angustiante alargue bajo el infierno de Fortaleza.

empate de holanda ante mexico mundial 2014

Pero Robben tenía otros planes. Faltaban 2’ de los 6 agregados cuando el delantero entró al área por derecha, alcanzó una pelota que se le escapa por el fondo e intentó enganchar hacia atrás pero Marquéz le cruzó el pie. Caída y penal marcado por Proenca.

penal a Robben

Polémica y protestas de casi todo el equipo mexicano, principalmente de Andrés Guardado que se ganó la amarilla. Algo que muy poco le importó a Holanda. Huntelaar tuvo la responsabilidad que no falló. Remate bajo a su izquierda y Ochoa al otro extremo para el 2 – 1 final que nuevamente dejó a los aztecas sin quinto partido.

Klaas-Jan Huntelaar and Dirk Kuyt of the Netherlands celebrate Huntelaar's goal during their 2014 World Cup round of 16 game against Mexico at the Castelao arena in Fortaleza

México se despidió otra vez en octavos de final de una Copa del Mundo a pesar del buen rendimiento y demostró que los europeos no son tan “cucos” como se creía. Holanda mostró fisuras e inconsistencias que deberá mejorar de cara al partido de cuartos de final que disputará frente a Costa Rica o Grecia, el próximo sábado en el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *