Una costumbre alemana

Por Gabriel Ruiz @Gabo_xnz

Alemania le ganó 1 – 0 a Francia en el estadio Maracaná y logró clasificarse a las semifinales de la Copa del Mundo de Brasil 2014. El único gol del encuentro lo marcó el defensor del Borussia Dortmund, Mats Hummels, a los 12’ del primer tiempo. Con esta victoria, los germanos obtienen el record de llegar a la penúltima instancia en 4 ocasiones consecutivas, sumando un total de 13 en toda su historia.

Podríamos apelar a la conocida frase de Gary Lineker nuevamente, pero sería absurdo o aburrido. Mejor que hablen las estadísticas: de 20 mundiales realizados, Alemania alcanzó 13 veces las semifinales. Un autentico especialista en la cita máxima del fútbol. Para Francia hay otra estadística, pero negativa: los 3 encuentros en semifinal frente al equipo teutón, fueron todas derrotas (España ‘82, México ‘86 y la reciente). En la tarde calurosa y húmeda de Rio de Janeiro, los dirigidos por Joachim Löw, luego del gol tempranero de Hummels, parecieron dosificar esfuerzos a pesar de un joven conjunto galo que por momentos amagó con ponerlos en apuros, pero se topó con una jornada inspiradísima del arquero Manuel Neuer.

El comienzo del encuentro en el Maracaná fue como se esperaba. Los alemanes, con el ingreso de Miroslav Klose desde el arranque por Mario Götze y con Thomas Müller y Philipp Lahm como extremo y lateral, respectivamente, ambos por derecha, buscaron ser ofensivos a través de una prolija tenencia. Los dirigidos por Didier Deschamps, con Mamadou Sakho en la zaga central, apostaron retrasarse para buscar sobre la espalda del fondo germano, con envíos largos, al tridente ofensivo compuesto por Mathieu Valbuena, Karim Benzema y Antoine Griezmann.

A pesar del buen comienzo de los de Löw, las primeras acciones de peligro fueron de Les Bleus. Aprovechando que el fondo rival jugaba demasiado en línea, primero Benzema remató desviado tras pase atrás de Valbuena y luego los roles se invirtieron con igual desenlace.
Hasta que Alemania se puso en ventaja a los 12’ por Matts Hummels. El defensor se anticipó a Raphael Varane, se separó con el brazo de él e impactó de cabeza un centro de Toni Kroos, desde la izquierda, que dejó sin chances a Hugo Lloris. Gol “desde el vestuario” que le dio tranquilidad para manejar los ritmos del primer tiempo y poner aun más nerviosos a los franceses.

festejo gol de hummels

El árbitro argentino Néstor Pitana tuvo su primera intervención exitosa cuando no cobró penal para Alemania pese a las protestas, luego de una simulación de Klose ante Varane.
A pesar de la polémica, el juego seguía los mismos caminos. Teutones que imponían sus pases aun sin ser lo suficientemente peligrosos, salvo con insinuaciones por arriba; mientras los galos cada vez que tenían la posesión eran previsibles, ya sea por el toque corto o lento como por los largos envíos frontales desde el fondo. Situación que no favorecía al juego de Paul Pogba ni de Blaise Matuidi, que la veían pasar por encima de sus cabezas, y aun más complicado ya que Griezmann no lograba influir adelante. Todo se suscitaba a las diagonales de adentro hacia afuera que proponía Benzema o los vacios que pudiera encontrar Valbuena.

Sin embargo, Francia volvió a tener las más claras. En una misma acción, sobre los 33’, Neuer rechazó un tiro cruzado desde la izquierda del bajo delantero francés y Hummels se interpuso ante el remate incomodo de Benzema frente al arco.

Nuevamente en los últimos momentos de la primera etapa, Pitana volvió a acertar cuando no se dejó llevar por las protestas francesas que pedían penal por mano de Hummels. Minutos después, Benzema remató apenas desviado, a pesar de la marca de Lahm, tras haber dominado sobre la izquierda un envió cruzado del lateral Mathieu Debuchy.

La desventaja en el marcador obligó a Les Bleus a adelantarse en el campo en la segunda etapa. Recostó el juego sobre la izquierda en las sociedades que intentaban Patrice Evra, Matuidi y principalmente Griezmann que empezaba a influir en el partido. Sin embargo, a pesar de un cabezazo ofensivo de Varane que contuvo Neuer, los de Deschamps amagaban con ser agresivos pero no lograban precisión en el último pase que los pusiera frente al arquero de Bayern Munich, debido a virtud del fondo rival, principalmente de Hümmels secundado por Jerome Boateng.

Ante la insistencia azul y el caluroso y húmedo clima de Rio de Janeiro, los de camiseta blanca regulaban para sacarle ritmo al juego a través de posesiones lentas manejadas por Bastian Schweinsteiger o Kroos, hasta que Löw decidió el ingreso de Schürrle por Klose, para que Müller se acomodara como centroatacante y le dejara la banda derecha al veloz jugador de Chelsea. Precisamente quien había ingresado, tuvo de contragolpe una chance clarísima para 2 a 0, mal definida, que tapó Lloris con el pie. Eso sería el estilo de juego de lo que restaba: Francia iba al ataque y Alemania esperaba buscando una contra que pudiera definir alguno de sus 3 delanteros.

transcurso del partido Alemania vs Francia

Deschamps movía fichas con los ingresos de Laurent Koscielny por Sakho y el atacante Loic Remy por el volante Yohan Cabaye. Decisiones arriesgadas que le dieron la razón con el correr del tiempo porque Hümmels y Neuer cada vez tuvieron mayor trabajo. En primera instancia, Benzema logró el espacio para rematar pero el defensa del Dortmund se interpuso, oportunamente. Luego, Neuer rechazó con sus puños un remate de Matuidi, con poco ángulo desde la derecha. Pero Schurrle en 2 contras volvió a preocupar a Francia que respondió con una tapada de Lloris y un despeje de Varane.

Sobre los 40’, Löw entendió que la mejor manera de responder al ingreso de Olivier Giroud por Valbuena era cambiar a Mario Gotze por Özil, de flojo rendimiento, y a Christoph Krames por Kroos para darle un poco de vitalidad al equipo y hacer correr el reloj, ante el empuje francés.
Sin embargo, de poco habría servido sin la intervención de Neuer. En el cuarto minuto agregado, el “1” le sacó con su mano derecha a puro reflejo sobre el primer palo, un fuerte remate desde la izquierda a Benzema que había entrado al área tras jugar una pared con Giroud.

Así cuando Pitana decretó el final del encuentro, la joven y talentosa Francia se despidió de Brasil 2014 con una gran actuación en líneas generales a pesar de no haber contado con su estrella Frank Ribery. En tanto, Alemania sin haber vuelto a mostrar una actuación contundente como la del debut frente a Portugal, pero de forma solvente, avanzó a las semifinales donde buscará ser la pesadilla o el nuevo fantasma de Brasil cuando lo enfrente el martes 8 de julio en el estadio Mineirao de Belo Horizonte. El destino dirá qué historia logra imponerse.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *