Herida histórica para el fútbol brasilero

Por Lucas Giannotti (Lucasgiannotti9)

Brasil perdió 1-7 con Alemania y protagonizó un partido impensado en la historia de los mundiales. Con goles de Thomas Müeller, Miroslav Klose, Sami Khedira, Toni Kroos y André Schürrle, estos dos últimos marcando en dos ocasiones, los germanos avanzaron a la final y esperan a la Argentina. Para los locales, anotó Oscar, cuando se moría el partido. Por otra parte, Klose, polaco nacionalizado alemán, anotó su gol número 16 en los mundiales y se proclamó como máximo goleador en la historia de la competencia.

El comienzo fue muy activo, ambos conjuntos buscaron golpear primero y lo diez minutos iniciales fueron más que agradables. Sin embargo, a los 11 minutos comenzó un momento de hegemonía germana que quedará en la retina de cada hincha del fútbol. Un error de Marcelo en ataque hizo que Alemania salga rápido de contra y logre un córner. Toni Kroos ejecutó excelente la pelota y Müeller impactó al arco, anotando el primero.

primer gol de alemania

Diez minutos más tarde, comenzó la segunda parte del golpe alemán, que terminó en una catástrofe. Miroslav Klose pateó al arco y tras el rebote que dio Júlio César, marcó el segundo gol y se convirtió en artillero máximo de esta competencia, con 16 tantos. Tán sólo un minuto después, Lahm lanzó un centro por la izquierda que Kroos estampó en la red. El partido estaba 0-3 y sorprendía a todos en Belo Horizonte y el mundo, aunque no parecía ser sorpresa para los alemanes.

Brazil v Germany: Semi Final - 2014 FIFA World Cup Brazil

Pasó otro minuto y llegó el cuarto. Nuevamente Kroos, que anotó tras el pase de Khedira. Por último, pasaron cuatro minutos más y Ozil cerró esa racha de cuatro goles en siete minutos.
Miles de cosas habrán pasado por la cabeza de los brasileros en ese entretiempo. Sin embargo, no tuvieron otra opción que salir al segundo con la idea de cambiar la imagen.

festejo de alemania ante brasil

 

El local tuvo chances de descontar a través de Ramirés y Paulinho, pero ambas ocasiones fueron tapadas por Manuel Neuer. Lo que restó del partido fue dominio alemán, que se vio reflejado en los goles de André Schürrle, a los 68 y 71 minutos.

festejo del 9 alemán

Con la cabeza baja y con vergüenza futbolística, Brasil llegó al gol del honor por intermedio de Oscar, cuando el reloj pisaba el tiempo cumplido.

La ilusión de una nación terminó de la peor forma posible. Las esperanzas de millones de brasileros se derrumbaron en aquella racha de furia alemana que consiguió cuatro goles en siete minutos. No queda más que dar vuelta la página y pensar, al menos, en salir terceros ante su gente. Del otro lado, un conjunto europeo sólido que vuelve a una final tras 12 años, y que al menos, logrará un mejor resultado que en los dos mundiales anteriores, en los que salió tercero.

Sin duda, este día no será uno más en la historia del fútbol. El Pentacampeón quedó afuera del Mundial organizado en su propio país y de la peor manera posible. La noticia será tapa de diarios en todo el mundo. Una vez más, este deporte demuestra que los grandes también caen, aunque difícilmente esta historia se vuelva a repetir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *